La recesión económica del país originado por la pandemia del COVID-19 viene afectando a más familias que empresas.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el ingreso promedio de los trabajadores en la capital se contrajo en 22.6%. Sin embargo, esto no fue lo mismo para los dueños que vieron un incremento del 1.95%.

“Redondeando -23% (trabajadores) y +2% (propietarios) en un PBI que se redujo 12%. La recesión en la casa del trabajador, ya sea el que vende en un semáforo o el chofer de combi o el que trabaja para otro en una empresa, es 25%menos”, dijo Farid Matuk, exjefe del INEI.

El desempleo paso de 406.000 en el primer trimestre de 2020 a 742.000 a marzo del 2021. Esto representa un aumento del 82.8% por la pandemia y la cuarentena.

Asimismo, hay 4 millones 117 mil trabajadores ocupados, pero de ellos sólo 1 millón 993 mil tienen un empleo adecuado, el resto son subempleados.

“La capacidad adquisitiva de los hogares es hoy casi 25% menos que hace un año, pero el PBI no se cae 25% porque algunos no se afectaron en esa medida, y son los dueños de las empresas. La recesión no es pareja, explicó el experto.

Envíanos tu comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí