Luigi Di Maio, canciller de Italia, comunicó el arresto de un diplomático ruso por presunto espionaje. También se expulsaron a dos empleados de la misión diplomática por dicho caso.

“Tras convocar al embajador ruso al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, le transmitimos la rotunda protesta del Gobierno italiano y le notificamos la inmediata expulsión de dos funcionarios rusos implicados en este gravísimo asunto”, dijo  Di Maio

¿Qué ocurrió? Se capturó in fraganti a un soldado de la marina italiana en una “reunión clandestina”  con un diplomático ruso. Ahí, fueron sorprendidos después de la entrega de documentos clasificados sobre la OTAM.  

En respuesta, la Embajada de Rusia confirmó la detención de un empleado de la Oficina del Agregado Militar en Roma. Señalaron que las circunstancias del incidente vienen siendo investigadas y que esperan que no se dañe la relación entre ambas naciones.

Envíanos tu comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí