La actriz estadounidense Meghan Markle afirmó que, al casarse con el príncipe Enrique de Inglaterra, perdió una gran parte de su libertad y llegó a sentirse muy sola. Así lo dio a conocer la pareja en su entrevista en el programa de Oprah Winfrey.

Según cuenta, no podía encontrarse con sus amistades debido a la omnipresencia de los reporteros. “Estoy por todas partes pero no estoy en ninguna parte”, comentó.

También reveló que en verano van a tener una hija y recordó que cuando estaba embarazada en la familia real hubo “preocupaciones y conversaciones sobre cuan oscura podría ser su piel cuando naciera”.

Markle asegura que se equivocó al pensar que a cambio de su silencio sobre los detalles de su vida privada la iban a proteger.

“No solo no estaba protegida, sino que estaban dispuestos a mentir para proteger a otros miembros de la familia, pero no estaban dispuestos a decir la verdad para protegerme a mí y a mi esposo”, declaró.

Por su parte, el príncipe Enrique señaló a Oprah que hicieron todo para que su vida matrimonial como parte de la corona británica funcione. Finalmente, detalló que nunca habrían abandonado el Palacio si ahí hubieran apoyado a su esposa.

Envíanos tu comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí