Así lo demuestra un porcentaje altísimo de peruanos que a puertas de los comicios presidenciales aún no han decidido por quién votar. Porcentaje que a estas alturas tiene en vilo a analistas, asesores y los mismos candidatos que se preguntan porque no logran convencer a los votantes para que decidan elegirlos a ojos cerrados como su nuevo presidente.

Celebrar las elecciones presidenciales en medio de una pandemia y estado de emergencia puede traerle al Perú serios problemas de gobernabilidad, lo cual acarrea una gran preocupación en la población, nos solo por el contexto en que se desarrollan las campañas y en el corto tiempo que tuvieron, sino porque la cuarentena ha dejado a mucha gente en estado de supervivencia en los aspectos vitales como el hambre, el desempleo y la salud.

Hasta junio del año pasado en el Perú superaban los 6 millones de desempleados y la población ocupada sufrió una reducción del 39,6 %, según datos ofrecidos por el Instituto Peruano de Economía para la Organización Mundial del Trabajo, OIT. Pero, en este dato no estaría incluido el número de desempleo informal que es mayoritario en el país (72%), con lo cual se estima que a la fecha el número de desempleados rondaría los 10 millones de peruanos.

Por otro lado, el número de población vulnerable que fue afectada por la falta de dinero se elevó del 20.2% en 2019, a 34% en 2020; es decir pasamos de 6,4 millones de personas con pobreza monetaria a más de 11,2 millones producto de la pandemia, según dio a conocer la economista Carolina Trivelli en el CADE Ejecutivo 2021.

Está claro que para el 30 % de indecisos que reflejan las encuestas la prioridad no son las elecciones y tampoco puede detenerse a analizar las propuestas que muy pocos candidatos han sabido trasmitir a través de las Redes Sociales. Debido a que muchos, además de estar buscando los ingresos para sobrevivir, están enfocados en cómo recuperar el negocio que fue cerrado en cuarentena, en cómo pagar el préstamo del banco, en cómo evitan contagiarse cuando salen a vender las mascarillas a la calle o en cómo conseguir oxígeno para que su familiar no llegue a los “hospitales de la muerte” como se los llama hoy a los hospitales públicos peruanos.

Además del desinterés de la población, las elecciones se desarrollan en medio del temor de la segunda ola del Covid-19, la llegada de la variante brasileña y el alto número de contagios y fallecidos. El Sistema Nacional de Defunciones, (Sinadef) encargado del registro de fallecimientos por cualquier causa en el Perú, señaló que hasta finales del mes pasado se produjeron 151 mil muertes en total por Covid-19, mientras que el número de contagios supera el millón y medio.

Marcha naconal en Piura tras vacancia presidencial. Foto: Candy Zevallos

El reto para cualquiera de los 18 candidatos que postulan a la presidencia parece estar claro, sin embargo, el último debate no logró impactar en los indecisos y hacerles girar la mirada hacia las propuestas, como tampoco ha logrado cambiar de idea al 19. % que votará en blanco o anulará el voto, antes que elegir a cualquiera de los postulantes como su próximo presidente.

Los aspirantes al gobierno parecen ajenos al sentir de ese porcentaje de gente enojada e indiferente a la política que reflejan los sondeos. Muy por el contrario, han enfocado las propuestas en temas demagogos como recuperar un barco perdido en la guerra de pacífico, fabricar vacunas en el país para a diestra y siniestra para inmunizar a todos, pena de muerte, etc. Otros, basándose en esas necesidades urgentes de la ciudadanía ofrecen bonos a los más pobres y subsidio, ¿podrán unos 700 soles sacar de la pobreza extrema en la que se encuentra el 3,5 % de la población peruana?

Parece extraño ver que los peruanos le hayan dado la espalda a un evento tan importante que busca cambiar el rumbo del país. Es que no sólo está la supervivencia post pandemia, también esa indiferencia podría estar ligada a la desesperanza y el descreimiento en una clase política que se ha mostrado egoísta, inhumana y despiadada, y que ha motivado gran parte de la crisis que hoy vivimos.

Twitter: @cunyarache3

Envíanos tu comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí