Luego de meses soportando intensas lluvias, el lunes 27 de marzo de 2017,el río Piura finalmente se desbordó. Hoy, 4 años luego de la tragedia, los ciudadanos siguen viendo, indiganos el triste balance posterior.

La nueva jornada de lluvias con la que nos recibió el 2021 nos hizo recordar una verdad dolorosa: Piura no está preparada para recibir otro Fenómeno de El Niño.

El desborde el río Piura afecto inmediatamente a 27 mil personas, según cifras del Ministerio de Defensa, quienes perdieron sus hogares y pertenencias. A causa del desborde ocurrió un brote de dengue espántoso que afecto a casi 50 mil personas en 2017, hubo 41 muertos.

Sin embargo, la crisis originada por las lluvias dio un punto de inflexión en las personas. Gracias al desastre, quedó en envidencia el poco apoyo y la ineficiencia de las autoridades locales y regionales.

Igual de importante fue visualizar el colapso sanitario y la escasez de medicamentos. Cuando llegó la pandemia tres años después, no había piurano que albergara la menor duda sobre el desastre sanitario que se avecinaba, y que tristemente ocurrió.

Obras inconclusas

A principios de mes vimos como las precipitaciones ocasionaron que maquinaria pesada en el río Piura quedaran inundadas. Luego de casi cuatro años, sólo se había avanzado el 47% de las obras de rehabilitación y prevención.

Las lluvias ocasionaron una pérdida de más de 200 millones de soles en las defensas ribereñas.

Ante las fuertes críticas, el Gobierno Regional señaló como responsables a las lluvias que no permitieron agilizar el trabajo, y a la exempresa que contraron y que abandonaron la maquinaria en el río. La respuesta fue inmediata al señalar al Gobierno Regional por no autorizar el retiro.

Envíanos tu comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí