El expresidente Alejandro Toledo rompió por tercera vez las condiciones de su arresto domiciliario en Estados Unidos. Este mintió a las autoridades judiciales al afirmar que sufrió un accidente.

“Fue una mentira sin sentido, puesto que él sabe que lleva un dispositivo de seguimiento por GPS y que los agentes iban a averiguar que no se produjo ningún accidente de tráfico, sino que fue al centro comercial”, dijo el magistrado Thomas Hixson.

“El hecho de que usted haya sido deshonesto en varias ocasiones crea un historial de mentiras. Esto tiene que parar”, agregó.

Al exmandatario se le investiga por haber recibido 35 millones de dólares de la constructora Odebrecht a cambio de favores a la empresa. Su fuga a Estados Unidos complicó las labores fiscales peruanas al haber un juicio de extradición programado para el 23 de setiembre.

Envíanos tu comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí